LA ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES

    ANSIEDAD EXAMENESTener unos niveles moderados de estrés nos ayuda a pensar y actuar de manera más rápida y eficaz y en general,  se puede decir que a mejorar nuestro desempeño. Sin embargo si experimentamos unos niveles de ansiedad excesivos o que no podemos controlar, nuestro rendimiento quedará afectado, e incluso podemos quedarnos simplemente bloqueados. Entre niños, adolescentes y jóvenes, esta situación se puede producir de manera típica durante el periodo de exámenes.

    Los síntomas que se pueden sentir son:

    • Insomnio o dormir “a ratos”
    • Irritabilidad
    • Escaso apetito
    • Nerviosismo generalizado
    • Miedo a fracasar
    • Sensación de bloqueo
    • Y por supuesto una sensación de nerviosismo y poco control a medida que se acerca la prueba

    Las causas de este sentimiento de ansiedad pueden ser múltiples: épocas de estrés vital, mala experiencia en situaciones anteriores similares (exámenes), perfeccionismo desmesurado, excesiva presión de la familia etc.

    Qué hacer antes del examen

    Dependiendo de la gravedad del trastorno, la solución puede ser más o menos sencilla, aunque hay casos que pueden incluso requerir la intervención de un especialista. Sin embargo, hay muchas acciones que el propio alumno (o la persona afectada) puede realizar por sí mismo para reducir el nivel de ansiedad y estar así en situación de conseguir mejores resultados en las pruebas. Algunas de estas actuaciones son las siguientes:

    • Trabajo diario. Si se trabaja diariamente, es más probable que nos sintamos más seguros cuando llega el periodo de exámenes, puesto que no se tratará de trabajar algo nuevo, sino de repasar contenidos que ya nos son familiares
    • Realiza tus propios materiales de estudio como son esquemas y resúmenes. Esto te permitirá “hacer tuyos” los temas objeto de estudio y poder luego expresarte de una manera más personal en los exámenes. Además estas herramientas facilitan mucho el estudio y ayudan a ahorrar tiempo
    • Es conveniente tomar suficientes descansos durante y entre las sesiones de estudio. No es conveniente estudiar más dos horas seguidas (alumnos de secundaria) sin tomar un descanso.
    • Ocio y deporte. Durante la época de exámenes y en las semanas previas, es conveniente seguir realizando deporte y actividades de ocio. Esto nos ayudará a estar más relajados y a incrementar los niveles de dopamina, lo que contribuirá también a ganar confianza
    • Evitar los productos y bebidas que prometen incrementar el desempeño o que ayudan a estar más despierto. En realidad solo contribuirán a ponernos más nerviosos. El uso de este tipo de productos está además completamente contraindicado en niños y jóvenes e incluso entre adultos, el consumo debe ser muy limitado
    • Aprender técnicas de relajación. Hay técnicas muy sencillas (dejar la mente en blanco, control de respiración, relajación muscular progresiva de Jacobson, etc.) que nos permitirán luchar contra la ansiedad de una manera muy eficaz.
    • No trates de pasar la noche anterior al examen estudiando. Es mejor llegar al día de la prueba totalmente descansado. Todo lo que “estudies” durante la noche anterior seguramente no hará sino confundirte más.
    • Alimentarse de manera apropiada y saludable es siempre una buena idea, pero se trata de algo esencial cuando nos encontramos en un periodo donde vamos a gastar mucha energía (no debemos olvidar que el cerebro es el órgano que más energía necesita para funcionar).

    Qué hacer durante el examen

    • Mantén una conversación relajada con tus compañeros antes de comenzar el examen sobre temas diversos, no sobre el propio examen
    • Recuerda que la tensión y tener cierto grado de preocupación es normal. Todo el mundo se siente así momentos antes de una situación como un examen
    • Trae una botella de agua al examen
    • Organiza tu tiempo. Tómate 2 minutos al comienzo del examen para revisar las preguntas y pensar cuánto tiempo puedes dedicar a cada una
    • Ignora los ruidos y las distracciones
    • Si sientes que te está dando un ataque de pánico, intenta relajarte: cierra los ojos y respira con el diafragma. Concéntrate en pensamientos positivos
    • Si el malestar continúa, pide a tu profesor que te deje salir un minuto fuera del aula para tomar aire fresco.
    • Utiliza cinco minutos al final de examen para repasar lo que has escrito.

     

    Para resumir:

    • Recuerda que tener cierto nivel de nerviosismo o ansiedad es normal
    • Pide ayuda a tu profesor, orientador del centro o familiares si percibes que la situación se está complicando
    • Alimentación sana, actividad deportiva y descanso son la mejor garantía para evitar este tipo de problemas y conseguir además los mejores resultados

    Para saber más, visita:

    http://www.ual.es/Universidad/GabPrensa/controlexamenes/

    http://www.ugr.es/~ve/pdf/ansiexam.pdf

    http://www.elmundo.es/salud/2015/06/01/556861e6268e3e9d518b458c.html